Vivir en Salud y Equilibrio

El propósito de la quiropráctica es maximizar la expresión de tu salud, permitiendo que la inteligencia innata de tu cuerpo se potencie al 100%.
La quiropráctica se basa en una sencilla premisa: cuando la columna vertebral y el sistema nervioso funcionan al 100%, el cuerpo puede sanarse a sí mismo.

Si se pierde la alineación en la columna vertebral también se puede perder la conexión adecuada entre sistema nervioso y el resto del cuerpo. Esto tiene como resultado la pérdida de la función correcta.

Debido a múltiples factores, como estrés emocional, químico o físico, nuestras vértebras suelen malposicionarse causando interferencias. En quiropráctica, esto se conoce como subluxaciones y estas dificultan el funcionamiento normal del sistema nervioso impidiendo vivir al máximo potencial.

Mediante sencillos, seguros y eficaces ajustes manuales en la columna, el quiropráctico libera las subluxaciones y las posibles interferencias del sistema nervioso optimizando la movilidad vertebral y el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

La quiropráctica excluye el uso de medicamentos o cirugías en sus tratamientos y es un modelo conservador de la salud que propone hacer que el cuerpo funcione a su máximo potencial utilizando su inteligencia innata.

El poder que crea el cuerpo sana el cuerpo

Beneficios de la Quiropráctica

Mientras muchas personas asocian el tratamiento quiropráctico solamente con dolores de cuello y espalda, es muy importante saber que la quiropráctica no solo ayuda en este tipo de dolores si no en la salud general:

SISTEMA INMUNE FUERTE

El principal rol de tu sistema inmune es proteger y luchar contra organismos infecciosos e impedirles que ingresen a tu cuerpo, por ello es tan importante mantenerlo fuerte y así, mantener tu salud.

El sistema inmune o sistema nervioso está directamente conectado con tu columna vertebral y por ello cuando tu columna vertebral no está alineada, puede afectar tu sistema y consecuentemente no funcionar correctamente.

MEJORA TU POSTURA

Existen muchas señales de una postura incorrecta, algunas provocan dolores e incluso otras causan tensiones musculares. Una mala postura puede incrementar efectos de depresión, afectar tu sistema digestivo e incluso incrementar el estrés.

A través del cuidado Quiropráctico podrás corregir y mantener una postura correcta. Además, tu quiropráctico te recomendará ejercicios para mantener una postura adecuada en tu día a día.

AUMENTO DE ENERGÍA

Una columna vertebral desalineada puede causar muchos síntomas. Sin importar cuál sea el síntoma, cuando existe una desalineación tu sistema nervioso central es afectado y por ello la fatiga es común.

Cuando tu columna vertebral está alineada a través de los ajustes quiroprácticos, no solo se aliviarán las molestias que puedas tener si no que tu energía incrementará y esto sucede porque tu sistema nervioso central, impulsa a tener un cuerpo saludable.

DISMINUCIÓN DE LOS EFECTOS DE ESTRÉS

Existen diferentes tipos de estrés: físico, emocional, químico y electromagnético. Y, es cuando nos enfrentamos a situaciones de estrés, que nuestra columna vertebral se ve afectada, interfiriendo con el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Es verdad que no podemos eliminar el estrés de nuestra vida, sin embargo, podemos trabajar para que su impacto sea mínimo. El cuidado quiropráctico ayuda a identifica las interferencias del cuerpo, reduciendo e incluso eliminando el estrés.

Reserva tu Primera Visita con el 25% dto.

¿Qué son las Subluxaciones?

Se entiende por subluxación vertebral cuando una vértebra ha perdido su posición normal y crea una interferencia en el sistema nervioso. Las subluxaciones se producen debido a diferentes tipos de estrés:

  1. Físico, como caídas, accidentes, malas posturas, movimientos repetitivos, etc.
  2. Químico, como la polución, medicamentos, alcohol, tabaco, conservantes o aditivos alimentarios entre otros.
  3. Emocional, como problemas personales, laborales, etc.
  4. Electromagnético, como la radiación de aparatos eléctricos, wifi, móviles, tejidos sintéticos, entre otros.

Las subluxaciones se pueden manifestar con infinidad de síntomas desde dolores de cabeza, dolor de espalda, mareos, ciática, tensión muscular, migrañas, escoliosis, fatiga, cansancio, etc. Tener subluxaciones es como mantener un mal hábito. Cuanto más tiempo llevas con ellas, más esfuerzo requiere corregirlas.

Al igual que las caries, que muchas veces no dan síntomas, lo mismo puede pasar con las subluxaciones. Por ello, no debemos esperar a que aparezcan síntomas para ir a un quiropráctico; el mejor camino para una buena salud es la prevención.

Los quiroprácticos son los únicos profesionales de la salud entrenados para identificar y tratar subluxaciones en la columna. Utilizan ajustes quiroprácticos como una forma delicada, segura y efectiva de crear una mayor alineación, función y movimiento de la columna y así reducir los efectos de la subluxación vertebral. Al hacer esto, tanto su columna como su sistema nervioso y cuerpo en general mejoran su funcionamiento.

¿Cómo puedo iniciar el cuidado quiropráctico?

Para iniciar el cuidado quiropráctico debemos hacer una valoración a profundidad del estado de tu columna vertebral. Esta valoración se realiza durante la Primera Visita Quiropráctica. A partir de esta Primera Visita, el quiropráctico determinará cuál será el tratamiento a seguir.